DOLOR PELVICO CRONICO: MUSCULAR VS CALCULO URETERAL IZQUIERDO

Ha llegado una paciente a la consulta con un dolor a nivel de fosa iliaca derecha y epigastrio, había dolor también a nivel de la unión de la doceava costilla y los músculos paravertebrales, el dolor a la presión era muy intenso; el dolor a nivel del epigastrio palpaba una zona indurada, palpaba y sentía el latir de la aorta abdominal, pienso que la ubicación de este dolor es reflejo, ya que a la ecografía en esa zona no encontré nada, también en el chequeo ginecológico, y haciendo todo el proceso de la ecografía y la eco presión no había dolor; a las maniobras de la cadera tampoco había dolor, le pedí sus placas de rx, los cuales salieron normales, que en realidad no debe de pedirle porque no había clínica de patología de cadera o columna; solo quedaban dos posibilidades diagnosticas, una es la contractura muscular del psoas mayor o del iliaco y el otro pudiera ser un calculo ureteral; le frote untura de belladona en las partes dolorosa, y le indique un relajante muscular tipo orfenadrina media tableta, ya que la tableta viene de 100 mg, una vez al día por cinco días y un analgésico tipo etoricoxib una sola vez por cinco días; pues la paciente volvió al tercer día mejorada, a la reevaluación el dolor en el epigastrio ya había desaparecido por completo, solo quedaba el dolor, claro está mucho menor a nivel de la fosa iliaca izquierda, me enseño sus placas que salieron todas normales, le aprete el musculo psoas y el iliaco y tenia un dolor exquisito y entonces deduje de que se trataba de una contractura muscular; así que le indique rehabilitación física y que siga con el tratamiento por cinco días mas junto con su untura de belladona; lo raro que el único análisis que no cuadraba era el examen de orina que salió microhematura de 50 por campo, entonces había la ligera sospecha de un cálculo ureteral, ante este hallazgo le indique tamsulosina 25 mg, una vez por noche por un mes, la vamos a reevaluar en 15 días, la paciente vino con su hija la cual está muy agradecida; estaremos informando…

 

Dr. Antonio Limay. Crónicas de maternidad