EL CASO DEL NIÑO ADIELITO

niñoadielito climper

El presente caso es de un bebe que estaba desahuciado por la ciencia, que actualmente tiene un año y medio, la mama llego a nuestro consultorio con una ecografía con diagnóstico de higroma quístico fetal, no encontramos tal hallazgo pero si estaba aumentada la TRANSLUCENCIA NUCAL.

Este es un marcador ecográfico en la ECOGRAFÍA GENÉTICA. Este marcador estaba aumentado pero no tanto, por ello se le solicito una ecografía a las dos semanas. Pasado el tiempo solicitado se le realizo la ecografía de control donde se pudo hallar presencia de líquido en la cavidad abdominal (líquido ascítico) lo cual nos permitió diagnosticarlo con HIDROPS FETAL, fue muy difícil explicar a la paciente tal noticia pero aun así seguimos con la gestación y progresivamente fue desapareciendo el líquido en la cavidad abdominal fetal afortunadamente, aunque apareció un tumor en el abdomen.

Así avanzo la gestación hasta las 30 semanas, fue desapareciendo el tumor pero a la vez el bebe dejo de crecer, había poco líquido amniótico; la placenta, que es la que nutre al bebe, estaba envejecida por todas estas razones se decidió terminar la gestación a las 36 semanas con diagnóstico de Retardo de crecimiento intrauterino.

Hoy en día, el niño Adielito es un niño feliz que como todo niño es llevado a su control pediátrico y se encuentra bien de salud.

¿Qué podemos aprender de este caso?

  • Que nunca debemos perder las esperanzas en cualquier situación de nuestras vidas.
  • Que la ciencia es importante pero también la fe.
  • La importancia del CONTROL PRENATAL.
  • La trascendencia de realizarse la ecografía GENÉTICA es una de las ecografías más importantes del embarazo que nos permite descartar anomalías fetales y cromosómicas tales como síndrome de Down, Turner, Patau entre otras. Esta se realiza entre las 11 a 14 semanas de gestación.